jueves, 27 de agosto de 2009

La historia como la quiero


Quiero una imprevisible historia como lo es el curso de nuestras mortales vidas;
una historia susceptible de sorpresas y accidentes, de venturas y desventuras,
una historia tejida de sucesos que así como acontecieron pudieron no acontecer; una historia sin la mortaja del esencialismo y liberada de la camisa de fuerza de una supuestamente necesaria causalidad; una historia sólo inteligible con el concurso de la luz de la imaginación;
una historia-arte, cercana a su prima hermana la narrativa literaria; una historia de atrevidos vuelos y siempre en vilo como nuestros amores; una historia espejo de las mudanzas, en la manera de ser del hombre, reflejo, pues, de la impronta de su libre albedrío para que en el foco de la comprensión del pasado no se opere la degradante metamorfosis del hombre en mero juguete de un destino inexorable.



Edmundo O´Gorman

martes, 11 de agosto de 2009

Donde voy yo...


Acordandome de las cosas que han acontecido en mi vida últimamente, puedo entender los propositos de Dios en mi vida.


A veces estamos enojados con el mundo, con las personas, con uno mismo y no entendemos lo que somos, cerramos todas las posibilidades de ser felices e intentar vivir en paz...

Yo me pregunto, por qué nos cuesta tanto tomar decisiones y cumplirlas, hacerlas realidad y vivir bien, por qué no dejamos las cosas que nos dañan y damos vuelta a la hoja, por qué es tan díficil hacer una nueva historia...