martes, 14 de octubre de 2008

¿QUÉ ES LA HISTORIA?



La Historia es para muchos la que narra acontecimientos del pasado, pero para un historiador conlleva más elementos, es decir funciona a partir de que uno la escriba y no sólo eso, sino saber interpretar el pasado y tener una interacción con los hechos.

La Historia es mostrar lo que realmente sucedió en un momento dado, pero qué implica mostrar lo que realmente sucedió, es decir, dar una verdad, y esta verdad, el historiador debe formarla sabiendo interpretar, describir, explicar y valorar. Es así como se construyen los hechos históricos. El hecho histórico en principio puede ser toda manifestación de la vida social del hombre, es el acontecimiento fugaz, el proceso prolongado en el tiempo, es algo que ocurrió en el pasado, un acontecimiento pretérito. En consecuencia, lo que importa es el contexto en que se inserta el acontecimiento, sus nexos con una totalidad, y con el sistema de referencia con que se relaciona(1). Es así que el hecho histórico se va a conocer a partir de los datos que le interesen al historiador ya que él es el que decide a que hechos se da paso y en que orden y contexto hacerlo.

El historiador no sólo recoge los datos sino los valora y los construye, se podría decir que hace una obra arquitectónicamente bien realizada, en la que se vale de otras disciplinas

La función del historiador no es amar el pasado ni emanciparse de él, sino dominarlo y comprenderlo, como clave para la comprensión del presente(2).


La Historia es entonces un proceso continuo de interacción entre el historiador y sus hechos, un diálogo sin fin entre el presente y el pasado(3).

Y este diálogo se hace a partir del mundo del historiador que busca con eficacia variable comprender y dominar, es decir el historiador, destila de la experiencia del pasado, o de tanta experiencia pasada como llega a conocer aquella parte que le parece reducible o una explicación y una interpretación racionales.

Cabe aclarar que el historiador pertenece a su época y esta vinculado a ella por las condiciones de la existencia humana, por lo tanto es necesario dejar a un lado los prejuicios. El historiador debe quitar la carga emocional al buscar un tema para historiar que son los juicios de valor. Ser racionales es la mejor herramienta que puede tener el historiador para una verdad o una realidad. Como dice Hegel en la Filosofia del Derecho “Todo lo Racional es real, y todo lo real es racional”.

Aunque claro lo real lo formamos a partir de nuestra concepción de vida es por ello que no hay un absoluto en la historia, ya que no se parte del pasado ni tampoco del presente ya que todo pensamiento del presente es relativo, es algo aún incompleto y en proceso de devenir.

Ahora pasemos al ámbito filosófico, la historia esta vinculada con la Ontología ya que es la esencia que estudia el Ser, de la totalidad de lo real , del acontecimiento, hechos (res gestae) y procesos. Como también con la epistemología que es la disciplina humanística y la representación literaria, es la teoría del conocimiento. Es por ello que es necesario conocer la filosofia de la historia para encontrar una razón específica de la idea del hombre el cual nos instruya en una verdad.

La historia debe estar situada siempre en un espacio y en una temporalidad histórica, lo cual permite conocer al sujeto en cierto contexto y con ello explicar el por qué de las causas.

Ya he explicado a grandes rasgos qué se entiende por historia y la función tan importante que juega el historiador en los hechos históricos. Es entonces la que determina causas humanas y donde el hombre es actor y factor principal de la historia.
Pero no sólo es conocer, sino la historia tiene la finalidad de ayudar a comprender la sociedad del pasado e incrementar su dominio en la sociedad del presente.

La historia comienza cuando los hombres empiezan a pensar en el transcurso del tiempo no es función de procesos naturales –ciclo de las estaciones, lapso de la vida humana-, sino en función de una serie de acontecimientos específicos en los que los hombres se hallan comprometidos conscientemente y en los que conscientemente pueden influir... la historia es la larga lucha del hombre, mediante el ejercicio de su razón, por comprender el mundo que le rodea y actuar sobre él(4).

La historia en estos momentos debe tener un impacto diferente, se ha perdido hoy en día el gusto por conocer, por preguntar y por ver en la historia la respuesta a lo que puede pasar después; es decir con la historia se debe intuir, ya que el ser humano, al conocer el pasado puede ver el por qué de los acontecimientos y el resultado de tal sociedad, su cultura, su forma de vida, creencia etc.


Notas

(1) Adam Schaff, Historia y Verdad, p. 252.
(2)E. H Carr, ¿Qué es la Historia?, p. 34
(3)Ibidem, p.58
(4)Ibidem, p.182

Bibliografía

Adam Schaff, Historia y Verdad, tr. Ignasi Vidal Sanfeliu, México, 1974, 382 p.

E. H Carr, ¿Qué es la Historia?, tr. Joaquín Romero Maura, México, 1961, 212 p.